el amor

Problematicidad del Amor

«No se puede amar por mandamiento. Amamos al prójimo, cuando lo amamos, porque nos nace hacerlo, no porque nos lo ordenen o manden, aunque sea Dios el mandante (y esto último sea dicho en obsequio de los creyentes.)»

(Marco Aurelio Denegri, De esto y aquello.)

«El amor –decía Kant– concierne a los sentimientos, no a la voluntad; por eso yo no puedo amar porque quiera hacerlo, ni mucho menos porque deba hacerlo; no me puedo sentir obligado a amar necesariamente; no existe, pues, el deber de amar.»

El filósofo Bertrand Russell pensaba lo mismo.

«El amor –dice Russell– no puede ser un deber, porque no está sujeto a la voluntad.»

Según Cioran el amor no vale la pena.

«El amor se rodea de un aparato de beaterías y de tormentos gracias al cual encontramos en otro un sustituto de nosotros mismos.
¿Merced a qué superchería dos ojos nos apartan de nuestra soledad? ¿Hay quiebra más humillante para el espíritu?
El amor adormece el conocimiento; el conocimiento despierto mata el amor.»

@toychihuan

El amor adormece el conocimiento. Cioran. #MAD

♬ sonido original – el chico del pórtico

(E. M. Cioran, Adiós a la Filosofía.)

«No existe la obligación de amar –declara Hermann Hesse– sólo la obligación de ser feliz.»

Hasta el mismo Papa ha tenido que reconocer que al menos están parcialmente en lo cierto quienes sostienen y defienden la inobligatoriedad del amor.

«Para muchos –dice Juan Pablo II– la civilización del amor constituye todavía una pura utopía. En efecto, se cree que el amor no puede ser pretendido por nadie ni que puede imponerse: sería una elección libre que los hombres puedan aceptar o rechazar. Hay parte de verdad en todo esto.» (Carta a las Familias del Papa Juan Pablo II.)

Esto quiere decir que el amor, sin el conocimiento, sin el conocimiento particularmente de uno mismo, es manco. Ya Bettelheim lo ha dicho: «con el amor no basta.» Y también lo dice Orage, el discípulo de Gurdjieff:

«El amor sin conocimiento y sin poder es demoníaco.»


Interrupción parentética

A todo esto, ¿qué dice la Academia? Cito sus tres primeras acepciones:

Amor:
1. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.
2. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.
3. Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.


Según Orage, «el amor es un arte. Aún más: debe llegar a ser una obra de arte.»

Y hablando de arte, es preciso señalar el aporte de Erich Fromm en su libro El Arte de Amar.

Según Ortega y Gasset, «el amor es el organizador de las distancias, el artífice de los cercas y de los lejos, el arquitecto de las jerarquías.»

«Basta amar –dice Properciopara dejar de ser libre.» (El poeta latino Sextus Propertius –Sexto Propercio nació hacia el año 50 a. de C. y vivió aproximadamente 35 años.)

Suscribo finalmente la siguiente declaración evangélica de Jorge Luis Borges:

«Felices los amados y los amantes y los que pueden prescindir del amor.»


Marco Aurelio Denegri
“De esto y aquello”
Universidad Ricardo Palma – Editorial Universitaria 2006
Problematicidad del amor
Páginas 28, 30, 31, 32 y 35.

28 de junio 2021

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.