Psicosis

La tentación del sueño

Erich Fromm, uno de los pensadores más influyentes del siglo XX, expone:

“Para el insano, la única realidad que existe es la que está dentro de él, la de sus temores y deseos. Ve el mundo exterior como símbolos de su mundo interior, como su creación. Y todos procedemos de idéntica manera cuando soñamos. En todas las formas de psicosis hay una incapacidad de ser objetivo. En el sueño producimos hechos, ponemos dramas en escena, que constituyen la expresión de nuestros anhelos y temores (aunque algunas veces también de nuestras intuiciones y juicios), y, mientras dormimos, estamos convencidos de que el producto de nuestros sueños es tan real como la realidad que percibimos en el estado de vigilia.

El insano o el soñador carecen completamente de una visión objetiva del mundo exterior; pero todos nosotros somos más o menos insanos, o estamos más o menos dormidos; todos nosotros tenemos una visión no objetiva del mundo, está deformada por nuestra orientación narcisista”.

– El arte de amar (1959)

Para Freud, el acto de dormir desde el punto de vista psicológico es un estado en el que el durmiente no quiere saber nada del mundo exterior, habiendo desligado del mismo todo su interés. Nos dormimos cuando nos hayamos fatigados del mundo y de sus excitaciones y, durmiéndonos, le decimos: «Déjame en paz, pues quiero dormir».

Lo relaciona con el estado en que nos hallábamos antes de nacer, en la época de nuestra existencia intrauterina. Nos creamos condiciones por completo análogas a las de esta existencia, o sea, las de calor, oscuridad y ausencia de excitaciones. Muchos se envuelven estrechamente en las sábanas y dan a su cuerpo, durante el reposo, una actitud similar a la del feto en el seno materno.

La historia y la sabiduría de los pueblos nos dicen, en cambio, que el sueño posee todo el sentido e importancia de una anticipación del porvenir, cosa difícil de aceptar y de imposible demostración.

Freud define el sueño como un acto psíquico representativo y conocemos sus dos principales caracteres: realización de deseos y vida psíquica alucinatoria.

– Introducción al psicoanálisis (1917)

04 de setiembre 2020

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.